Seleccionar página

¿Qué es el Renting?

El Renting de coches es un alquiler a largo plazo por el que el cliente, en lugar de comprar un vehículo lo adquiere a través de un contrato de alquiler con todos los servicios incluidos.

El contrato incluye todo lo que se necesita:

  • Mantenimiento y averías, cambios de neumáticos, seguro a todo riesgo sin franquicia, Asistencia en carretera, impuestos,…
  • Opcionalmente, puede incluir una serie de servicios adicionales: Vehículo de sustitución, tarjeta de combustible…
  • El conductor lo utiliza como si fuese su propio coche: lo lleva al taller para pasar revisiones o reparaciones (habitualmente suele ser el concesionario Oficial de la marca), o para cambiar los neumáticos.
  • Como el cliente es el único alquilador del vehículo (se compra nuevo para el).
  • Puede elegir cualquier marca o modelo de turismo, furgoneta con el equipamiento y color que desee.
  • En Renting, la cuota mensual se fija en función del modelo seleccionado por el cliente, el plazo de contrato y el kilometraje contratado.
  • El plazo máximo del contrato puede ser hasta 120 meses y un mínimo de 12 meses.

Está disponible para cualquier marca y modelo de vehículos de turismo, todo terreno, derivados de turismo y furgonetas hasta 3.160 Kg. de P.M.A. y puede ser contratado por particulares, empresas, Pymes y autónomos. En los últimos años los particulares están utilizando cada vez más esta fórmula de tener un vehículo a su disposición, pensando más en la movilidad que en la propiedad, hay ventajas significativas que el cliente particular está descubriendo.

Los servicios que incluye un renting de vehículos, tanto para empresa como para particulares, son los siguientes:

  1. Eliges marca, modelo y equipamiento que quieras
  2. No tienes que pagar ni impuestos, ni matriculación
  3. Incluye seguro a todo riesgo
  4. Mantenimiento y averías.
  5. Cambio de neumáticos
  6. Asistencia en carretera
  7. Impuestos deducibles (solo para empresas)