Seleccionar página

Electrificación, movilidad compartida, vehículos de movilidad personal, conectividad, pago por uso, nuevas empresas de servicios de taxi como Uber o Cabify, conducción autónoma… es sobre lo que más estamos oyendo hablar en los últimos meses.

El renting a particulares se está sumando a todo esto.¿Se acerca el fin de los coches en propiedad?

 

El renting a particulares bajo demanda a través del móvil cada vez se abre más camino
No ven muy lejana esta opción siete de cada diez encuestados en el ‘Estudio sobre la Movilidad del Futuro’ elaborado por Europcar Mobility Group España. Una gran mayoría de los españoles consideran que el coche compartido (71,4%), el alquiler de vehículos (70,3%), y el coche con conductor (55%) sustituirán al coche en propiedad a corto o medio plazo. El 58,6% cree que esto sucederá en diez años o menos; el 11,7% que lo hará en veinte años o más. Son algunas de las conclusiones de este estudio que analiza los hábitos y opiniones de españoles entre 16 y 64 años.

También el IV Informe ‘Españoles ante la nueva movilidad’, presentado por la Fundación Pons, recoge esta inquietud: el 46% de los conductores vendería su actual coche si tuviera garantizadas eficientemente sus necesidades de movilidad profesional y personal.

El vehículo compartido es una de las opciones de movilidad más valoradas por el 30% de los encuestados por la Fundación Pons. También lo refleja el aumento de empresas de carsharing o de motosharing en algunas ciudades españolas. El estudio de Europcar Mobility afirma que uno de cada cuatro conoce este servicio y un 7% ha utilizado un coche compartido en alguna ocasión, un dato con muchas posibilidades de proyección porque más del 71% lo considera una opción a tener en cuenta como alternativa al vehículo en propiedad.

Según datos de la Asociación de Vendedores, Reparación y Recambios (Ganvam), el 40% de los jóvenes europeos menores de 35 años no tiene coche propio y el 75% de los españoles piensa que en diez años el coche no será un bien propio, sino compartido. “Esto es ya un indicador de hacia dónde vamos”, comenta su presidente, Lorenzo Vidal de la Peña.

El vehículo compartido es una de las opciones de movilidad más valoradas junto con el renting a particulares.

El renting a particulares y autónomos

Pero junto a este tipo de movilidad compartida hay otra alternativa que está acaparando la atención de muchos conductores y es el renting a particulares. Este tipo de fórmula de alquiler para disfrutar de un coche que es tan habitual en las flotas de empresas, se está popularizando entre los clientes que hasta ahora optaban por comprar un coche. Los datos de la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER) muestran que el parque de vehículos en renting en manos de autónomos y particulares se ha multiplicado por más de cinco en los últimos tres años y ha aumentado su peso 6,43 puntos porcentuales, representando ahora el 8,78%.

Para que te hagas una idea, el crecimiento del alquiler a medio plazo de las personas físicas (autónomos y particulares) ha sido del 424,3’% en los tres últimos años, con un incremento absoluto de 44.708 unidades, de las cuales, más de la mitad, 24.187, se han sumado en el último ejercicio.

Este crecimiento, unido también a un aumento del renting entre pequeñas empresas, ha llevado a que el parque de este tipo de vehículos haya crecido un 40,85% desde 2015 con 181.637 unidades.

El 46% de los conductores vendería su actual coche si tuviera garantizadas sus necesidades de movilidad profesional y personal. (Estudio Fundación Pons)

¿En qué consiste el renting de un coche?

Lo que comenzó siendo un producto casi exclusivo para la gran empresa, poco a poco ha ido atrayendo a toda la sociedad. Pero, ¿qué es el renting?

Se trata de una fórmula de alquiler a medio o largo plazo en la que se paga una cuota fija al mes durante un período que puede oscilar entre uno y cinco años. En esta cuota, además del uso del coche, se incluyen otros servicios como los gastos del seguro, del mantenimiento, reparaciones, impuestos, asistencia en carretera y, según las condiciones, también se puede incluir un cambio de neumáticos.

Gracias al renting disfrutas de un coche como si fuera tuyo, pero no es de tu propiedad. Al finalizar el contrato de renting, tendrás que devolver el coche, aunque el operador te dará la opción de ampliar el contrato, cambiar el coche por otro y, en algunos casos, la posibilidad de quedarte con él, aunque no suele ser el objetivo.

En general, el tipo de vehículo que actualmente más se está contratando por renting pertenece al segmento medio, es diésel, gasolina o híbrido, “pero cualquier tipo de vehículo tiene cabida en renting”, nos dicen desde la Asociación Española de Renting de Vehículos.

En la mayoría de los casos, los particulares optan por un renting con una duración media de cuatro años, habitualmente no se requiere aportación inicial, el mantenimiento y el seguro están incluidos y se suelen recorrer una media de 15.000 kilómetros al año. “Insistimos en que, en el renting, el cliente puede confeccionar un servicio a la medida de sus necesidades”, concluye su presidente, Agustín García.

En las ciudades contamos con nuevos modos de movilidad como son los patinetes o los vehículos de movilidad personal que se alquilar mediante apps.

¿Por qué cada vez se contrata más renting?

Los necesidades y preferencias están cambiando. “Este crecimiento natural del renting se ha visto reforzado por un importante cambio en la mentalidad de la sociedad, cada vez más interesada por el pago por uso, que permite una relación más racional con el automóvil”, explica Agustín García, presidente de la Asociación Española de Renting.

«El consumidor está pasando de pagar para poseer a pagar para usar»

Así también lo corrobora Josep Montserrat, presidente de Kantar España, consultoría de consumo: “el consumidor está pasando de querer un producto a querer vivir una experiencia, de pagar para poseer a pagar para usar y también quiere ser tratado a nivel personal, sentir que el producto se personalice para él”.

A este cambio de paradigma están contribuyendo las normativas de los ayuntamientos y la incertidumbre que vive el sector de la automoción sobre qué tipo de propulsión elegir. Los datos de matriculaciones de los últimos meses reflejan que los consumidores siguen sin despejar las dudas sobre qué coche elegir y continúan retrasando la decisión de compra.

“Hay que tener en cuenta que la compra de un vehículo es la segunda inversión más importante de la unidad familiar y para ello se necesita confianza y seguridad. Además, el clima electoral en el que nos encontramos tampoco ayuda a generar la certidumbre que necesita el ciudadano”, explican desde Ganvam.

Y ante esta situación el renting se perfila como una solución de movilidad a corto plazo y así mientras se despejan las dudas sobre el tipo de tecnología que se podrá utilizar, alquilas un coche por dos, tres o cuatro años y llegado el momento tienes la opción de cambiarlo por otro que se ajuste más a tus necesidades o a la normativa.

“Esta modalidad permite tomar la mejor decisión con total libertad. Además, es importante el empuje de las marcas fabricantes de vehículos que están promocionando el renting a través de la publicidad”, afirma el presidente de AER. Y así es. Son muchos los fabricantes que ofrecen esta modalidad y que ya publicitan sus nuevos modelos con el atractivo de esta fórmula de alquiler. En este caso, a diferencia del renting a empresas, eliminan la aportación inicial y reducen la duración del contrato.

El parque de vehículos en renting a particulares y autónomos se ha multiplicado por más de cinco en los últimos tres años.

Entonces, ¿va a desaparecer el coche en propiedad?

Desde la Asociación Española de Renting de Vehículos no lo creen, “siempre habrá quien prefiera tener su vehículo

en propiedad, pero es evidente que la tendencia es a racionalizar la movilidad y estas otras fórmulas cada vez tendrán más adeptos”, afirma su presidente, Agustín García.

“A esto hay que añadir que para la gente joven el vehículo ha dejado de ser un objeto de deseo para convertirse en un instrumento que les permite cubrir la necesidad de movilidad, y sólo quieren disfrutar de las ventajas de su uso, sin padecer los inconvenientes de tenerlo en propiedad”, continúa diciendo.

«El sentido de la propiedad está dejando paso a la movilidad bajo demanda»

Los fabricantes están participando activamente en este fenómeno, y en su faceta de proveedores de movilidad, están desarrollando nuevas líneas de negocio de cara a ser competitivos en el futuro. «El sentido de la propiedad está dejando paso a la movilidad bajo demanda, y a través del móvil, se buscan soluciones personalizadas e inmediatas al conjunto de los desplazamientos, decidiendo en cada momento cual es la opción más eficiente, menos contaminante, más asequible y sencilla. Convivimos ya con otros modos de acceso al vehículo, distintos de la propiedad tradicional», nos cuentan desde la desde la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac).

Desde la Asociación Nacional de Vendedores, Reparación y Recambios (Ganvam) se enfrentan al reto de gestionar todas esas flotas de vehículos que regresarán al mercado de ocasión tras la amortización del renting. “El sector debe de estar preparado para hacer llegar esos vehículos a los consumidores particulares que siempre estarán dispuestos, por varias razones, a tener vehículo en propiedad. Aunque la tendencia de movilidad está cambiando, los coches siguen teniendo una parte emocional y en España seguimos queriendo tener coche, por lo que el sentido de pertenencia, creemos, nunca desaparecerá”, explica su presidente Lorenzo Vidal de la Peña.

Ventajas del renting frente a un coche en propiedad

• La satisfacción de estrenar un vehículo cada poco tiempo y elegir coches que se ajusten más a tus necesidades por tamaño, tipo de propulsión…

• Ventajas económicas, con el renting a particulares puedes disfrutar de un vehículo sin un desembolso inicial y sin financiación.

• Te ayuda a controlar mejor los gastos porque pagas una cuota fija al mes con los gastos más comunes incluidos y con opción de que todas las reparaciones estén incluidas para no llevarte sorpresas.

• Los modelos de renting equipan la última tecnología, lo que les hace más seguros, eficientes y respetuosos con el medio ambiente.

• Ofrece al usuario particular una serie de ventajas de servicio como es un asesoramiento de confianza, comodidad, flexibilidad -en función de sus necesidades-, mantenimiento y reparaciones con garantía, y libertad para adaptarse a los cambios personales y normativas al elegir vehículo, de media, cada cuatro años.

• Si eres un trabajador autónomo y demuestras su uso profesional, te puedes desgravar las cuotas como gasto en la declaración de la renta.

Agustín García, presidente de la Asociación Española de Renting de Vehículos.

Pero no es oro todo lo que reluce y a cambio de disfrutar de estas ventajas tendrás que asumir un pago algo más elevado, especialmente por los servicios que incluye el renting… y que al fin y al cabo el coche no es tuyo. Tienes que tener en cuenta que el kilometraje es limitado, que no podrás realizar modificaciones en el vehículo, que tendrás que pasar las revisiones en el taller estipulado y pagar una penalización si cancelas el contrato antes de tiempo. Es cuestión de echar cuentas.

Si hay un sector que está viviendo una de las revoluciones más profundas, ése es el del automóvil. Y lo que le queda.

Según el Libro Blanco de la Transformación Digital de la Industria presentado en 2016, el mercado de vehículos compartidos y la oferta de movilidad crecerá a una tasa anual de hasta un 35% hasta 2020. Y así está ocurriendo, pero de momento, el vehículo privado sigue siendo el principal medio de transporte para el 56% de los usuarios según el informe ‘Españoles ante la nueva movilidad’. Le siguen el transporte público (33%), a pie (21%) y el coche compartido (17%).

 

Fuente: https://www.coches.net/noticias/renting-a-particulares-como-funciona